Ejercicios para desgarro de cuadriceps

Recto femoral

Este informe de caso describe detalladamente el programa de ejercicios de rehabilitación, proporciona objetivos/recomendaciones terapéuticas postoperatorias y facilita la vuelta a un posible programa de AVD y participación en deportes tras el tratamiento quirúrgico de la rotura del tendón del cuádriceps. También se describe la técnica quirúrgica exacta.

El paciente era un hombre activo de 53 años que sufrió esta lesión como resultado de un paso en falso repentino con el pie izquierdo en un agujero, mientras hacía senderismo por un campo embarrado. El examen clínico de la rodilla reveló equimosis cutánea, hinchazón y sensibilidad en la parte distal del muslo. Las radiografías simples mostraban una rótula baja, y la resonancia magnética (RM) programada mostraba una continuidad interrumpida del tendón del cuádriceps y la rótula. Se diagnosticó una rotura del tendón del cuádriceps y se programó la intervención quirúrgica del paciente al día siguiente.

Se siguió un programa de ejercicios de rehabilitación bien estructurado para asegurar una rápida recuperación y buenos resultados funcionales. Su curso postoperatorio evolucionó con normalidad, demostrando una vuelta a las actividades normales de la vida diaria a las 6 semanas, una amplitud de movimiento activa completa a las 16 semanas y la vuelta a las actividades deportivas recreativas a los 5 meses.

Ejercicios isométricos para los cuádriceps

Los artículos de Verywell Health son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud. Estos revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Un desgarro del tendón rotuliano puede ser una lesión dolorosa que puede limitar su capacidad para caminar, correr y realizar actividades laborales y recreativas normales. Puede beneficiarse de un programa de fisioterapia (PT) si se ha desgarrado el tendón rotuliano. Un componente importante de la rehabilitación del tendón rotuliano es un programa de ejercicios. El programa de ejercicios de fisioterapia adecuado para su rotura del tendón rotuliano puede ayudarle a recuperar rápidamente y con seguridad la amplitud de movimiento (ROM) y la fuerza. Y lo que es más importante, el programa de ejercicios para el tendón rotuliano puede ayudarle a recuperar su movilidad funcional normal.

El tendón rotuliano es en realidad un ligamento que une la rótula al hueso de la espinilla (tibia). Por definición, un ligamento es una estructura que une dos huesos. Pero el tendón rotuliano se llama tendón porque en realidad es una prolongación del tendón del cuádriceps. El músculo cuádriceps es el gran músculo que recorre la parte delantera del muslo. Pasa por encima de la rótula, primero como tendón del cuádriceps y luego como tendón rotuliano. A continuación, se une a la parte delantera de la espinilla. Los cuádriceps son los principales responsables de extender, o enderezar, la articulación de la rodilla.

Ejercicios excéntricos para los cuádriceps

Los pequeños desgarros de este tendón causan dolor o dificultan la marcha y la participación en otras actividades cotidianas. Un desgarro completo del tendón del cuádriceps es una lesión incapacitante. Casi siempre requiere una intervención quirúrgica, seguida de fisioterapia para recuperar el movimiento y la función plenos de la rodilla.

Los cuatro músculos del cuádriceps se unen justo por encima de la rótula para formar el tendón del cuádriceps. El tendón del cuádriceps une los músculos del cuádriceps a la rótula. La rótula está unida a la tibia por el tendón rotuliano. Trabajando juntos, los músculos del cuádriceps, el tendón del cuádriceps y el tendón rotuliano forman un mecanismo de poleas para enderezar la rodilla.

Cuando el tendón del cuádriceps se rompe por completo, el músculo deja de estar anclado a la rótula. Sin esta fijación, la rodilla no puede enderezarse cuando los músculos del cuádriceps se contraen. Los pacientes pueden experimentar una importante hinchazón o hematoma, o notar una hendidura o hueco si palpan la zona por encima de la rótula.

El desgarro del cuádriceps suele producirse cuando hay una carga pesada en la pierna con el pie plantado y la rodilla parcialmente flexionada. Piense en un aterrizaje torpe de un salto mientras juega al baloncesto. La fuerza del aterrizaje es demasiado para el tendón y éste se desgarra.

Tiempo de recuperación de una distensión de cuádriceps de grado 2

Si se ha sometido recientemente a una artroplastia total de rodilla, es probable que experimente algún dolor, incluido el de la parte delantera del muslo. El tendón del cuádriceps, que se encuentra por encima de la rótula, suele cortarse y suturarse durante la operación. Los ejercicios de fisioterapia que implican a los músculos del cuádriceps -junto con el descanso y el control activo de la inflamación de la rodilla- son esenciales para la curación, la recuperación y la reducción del dolor.

A continuación se presentan 5 ejercicios que los cirujanos ortopédicos y los fisioterapeutas pueden asignarle durante su recuperación. Debido a la importancia de restablecer el movimiento y la función, los cirujanos y fisioterapeutas le exigen que realice estos ejercicios periódicamente a lo largo del día (normalmente durante 1 o 2 minutos cada 1 o 2 horas).

Los arcos cortos son similares a los apretones de cuádriceps, pero la elevación del talón aumenta la resistencia en el cuádriceps. Este ejercicio es muy útil para aumentar la fuerza y mejorar la capacidad de enderezar la articulación de la rodilla.

Este ejercicio requiere unas escaleras con un pasamanos resistente. Si no dispone de escaleras, pruebe a colocar un taburete junto a una superficie resistente a la que pueda agarrarse, como el borde de un mostrador o un fregadero.