Radiografias de manos sanas

Vistas de rayos X de la mano

En todo el mundo, la artrosis es la forma más común de artritis.1 Es una de las afecciones crónicas más prevalentes e incapacitantes en los Estados Unidos.2 La prevalencia aumenta con la edad y, a los 65 años, aproximadamente el 80% de la población estadounidense está afectada.3-5 Las deficiencias funcionales secundarias a la artrosis también son más frecuentes en los adultos mayores. El dolor y la limitación del movimiento restringen la independencia de los adultos mayores al impedirles realizar las actividades de la vida diaria.6,7 Como resultado, la dependencia es especialmente común para deambular, subir escaleras y otras funciones de las extremidades inferiores.8

Los costes directamente atribuibles a la artrosis son considerables en los Estados Unidos, y la pérdida de trabajo representa más de la mitad del gasto anual estimado de 155.000 millones de dólares (en dólares de 1994).9 Otro gasto importante es el número de artroplastias articulares realizadas en pacientes en la fase avanzada de la enfermedad.10-12

Aunque la artrosis es especialmente frecuente en los adultos mayores, su patología, consistente en la pérdida asimétrica de cartílago articular, la esclerosis subcondral (aumento de la densidad ósea), los osteofitos marginales y los quistes subcondrales, es la misma en los adultos más jóvenes y en los mayores.1 La artrosis primaria es la forma más común y suele observarse en las articulaciones que soportan peso y que han sufrido tensiones anormales (por ejemplo, por obesidad o uso excesivo), La etiología exacta de la osteoartritis es desconocida, pero es probable que los factores bioquímicos y biomecánicos sean importantes en la etiología y la patogénesis.1 Los factores biomecánicos asociados a la osteoartritis incluyen la obesidad, la debilidad muscular y la disfunción neurológica. En la artrosis primaria, las localizaciones más comunes son las manos, las caderas, las rodillas y los pies13,17 (Figura 1). La artrosis secundaria es una complicación de otras artropatías o es secundaria a un traumatismo. La gota, la artritis reumatoide y la enfermedad por depósito de pirofosfato cálcico se correlacionan con la aparición de la artrosis secundaria.

Anatomía normal de la mano por rayos X

La artritis de la mano se suele diagnosticar con radiografías.  La osteoartritis (OA) es la forma más común de artritis. Está causada por el desgaste, la genética, las lesiones y, a menudo, es una parte normal del proceso de envejecimiento. Una articulación artrítica mostrará una disminución del espacio entre los huesos a medida que el cartílago se adelgaza, espolones óseos o depósitos de calcio en los bordes de la articulación, pequeños quistes dentro del hueso y, a veces, deformidad de la articulación. “Osteofito” es otro nombre para un espolón óseo. Esto puede hacer que el dedo se vea más grande en las articulaciones y torcido. Vea la siguiente radiografía para responder a la pregunta: ¿qué aspecto tiene la artritis de la mano en las radiografías?

La siguiente radiografía muestra los hallazgos comunes en la artrosis de la mano. Compárela con la radiografía de la mano normal de arriba. Las articulaciones más cercanas a la yema del dedo (articulaciones DIP) y la articulación de la base del pulgar (articulación CMC del pulgar) son las articulaciones más comunes de la mano afectadas por la artrosis. Las protuberancias en la articulación más cercana a la yema del dedo también se denominan nódulos de Heberden.

Los médicos del Raleigh Hand to Shoulder Center son expertos en el diagnóstico y tratamiento de las afecciones de la mano, incluida la artrosis de la mano. Son miembros de la Sociedad Americana de Cirugía de la Mano.

Radiografía normal de la mano oblicua

La imagen de rayos X es en blanco y negro. Las partes densas del cuerpo, como los huesos, bloquean el paso del haz de rayos X a través del cuerpo. Se ven en blanco en la imagen de rayos X. Los tejidos corporales más blandos, como la piel y los músculos, permiten que los rayos X los atraviesen. Se ven más oscuros en la imagen.

En una radiografía de la mano, un aparato de rayos X envía un haz de radiación a través de la mano y se registra una imagen en una película especial de rayos X o en un ordenador. Esta imagen muestra los tejidos blandos y los huesos de la muñeca (huesos del carpo), los huesos entre los huesos de la muñeca y los dedos (huesos metacarpianos) y los dedos (falanges).

La radiografía de la mano se realiza mientras el niño está sentado y coloca su mano sobre la mesa. Debe permanecer quieto durante 2 o 3 segundos mientras se realiza cada radiografía para que las imágenes sean claras. Si una imagen está borrosa, el técnico de rayos X puede tomar otra.

Una radiografía de la mano puede ayudar a los médicos a encontrar la causa del dolor, la sensibilidad, la hinchazón y la deformidad. También puede mostrar huesos rotos o articulaciones dislocadas. Una vez que se ha fijado un hueso roto, una radiografía puede mostrar si los huesos están alineados y si se han curado correctamente.

Radiografía normal de la mano y la muñeca

Las radiografías de la mano se utilizan para evaluar a los pacientes que presentan un traumatismo penetrante o romo, infecciones de la mano o dolor de la mano de causa desconocida.    Por ejemplo, los pacientes con sospecha de fractura metacarpiana deben someterse a una serie de radiografías de la mano estándar consistente en vistas posteroanteriores (PA), oblicuas y laterales.    Sin embargo, los pacientes con fracturas de falange se evalúan mejor con vistas PA, oblicuas y laterales del rayo o rayos afectados, porque estas películas digitales permiten una evaluación más precisa de la anatomía de la fractura de falange.    A continuación se describen los detalles técnicos de la serie estándar de la mano.

Posición – El paciente está sentado con el antebrazo en rotación neutra y el borde cubital de la mano colocado contra el cassette de rayos X.    Los dedos se apoyan en una esponja y deben estar separados para evitar la superposición.

Posición – El paciente está sentado y la mano colocada como para la vista de mano PA.    El lado radial de la mano se gira 45 grados en dirección opuesta al cassette.    Los dedos están extendidos, separados para evitar la superposición y apoyados en una esponja.